Prácticas Sociales Educativas: concluyó la fase territorial en San Rafael

Fue en la escuela Fausto Burgos, en el departamento de San Rafael, Mendoza. Allí trabajan docentes de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria junto a la comunidad educativa, quienes participan en el Programa de Formación en Prácticas Sociales Educativas: SINERGIA.

22 de noviembre de 2019, 11:43. Por: Coordinación de Innovación Social. Secretaría de Extensión y Vinculación.

Prácticas Sociales Educativas: concluyó la fase territorial en San Rafael

Ampliar imagen


Las docentes de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria comenzaron, en el año 2018, el Ciclo de Formación en Prácticas Sociales Educativas, en el marco de la convocatoria SINERGIA, financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación. A partir de esto, durante este año 2019, participaron en la fase territorial acompañadas por el docente Gustavo Nieto. 

En esta oportunidad, el equipo de docentes, concluyó la fase territorial a través de un taller con metodologías participativas, aplicando la técnica del mapeo de problemas junto a la comunidad educativa.

La escuela Fausto Burgos se encuentra en la localidad de Las Paredes, San Rafael. Es una escuela rural con una matrícula de 60 alumnos. Allí se impulsa el proyecto Mauricio López denominado “Volver a la tierra”. A partir de esta propuesta, se armó una huerta agroecológica en la escuela, a fin de estimular la producción de alimentos sanos e incorporar las prácticas de cultivo en la currícula. Asimismo, colaboran en este proyecto las docentes de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria: Alejandra Morant,  Rita Fabrone y Eugenia Santibañes, quienes participan en el Programa de Formación en Prácticas Sociales Educativas: SINERGIA. 

“Este proyecto surge a partir de otro proyecto anterior, denominado ‘la ciencia como puente’. A partir de esta buena experiencia, nos reunimos con los padres y estudiantes de la escuela Fausto, gente del INTA y de la UNCUYO para diagramar este proyecto de huerta agroecológica en la escuela”, explicó Alejandra Morant, coordinadora del Proyecto.

En el proyecto se propone el uso de la metodología enseñanza-aprendizaje, donde se aplica el principio de aprender-haciendo, y lograr así que todos los actores puedan observar la evolución y se reconozcan creadores y responsables de lo que producen. En este sentido, la directora del establecimiento, Susana Manno, comentó la importancia de este proyecto en la propuesta educativa de la institución: “la idea de iniciar este proyecto con la Universidad es poder iniciar una huerta que sea continua en el tiempo. Este proyecto está incluído en el Proyecto Educativo Institucional para que forme parte de la propuesta educativa. La huerta tiene herramientas didáctico-pedagógicas muy importantes y permiten que el niño, como dice el proyecto, vuelva a la tierra, vuelva a conocer la naturaleza y puede cambiar su estilo de vida”. 

En conclusión a este trabajo, Morant, resaltó: “queremos seguir trabajando, aportando otras estrategias de la huerta agroecológica: el cultivo de aromáticas, de flores, la preparación de biopreparados para el control de plagas y todo lo que refiere a las fechas de cultivos”. 

Para más información sobre las Prácticas Sociales Educativas comunicarse al e-mail: pse@uncuyo.edu.ar, teléfono: 4135000 int. 3015.