Pausa Activa

Pausa Activa


El Programa Pausa Activa es gestionado y coordinado por la Secretaría de Asuntos Estudiantiles. Comenzó sus intervenciones a partir del segundo semestre de 2017, incluyendo a toda la comunidad de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, estudiantes, docentes y personal de apoyo académico. Dichas intervenciones en las distintas dependencias de la institución, están a cargo del Licenciado William Úbeda acompañado de un representante de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles. La frecuencia de las pausas activas es de una vez a la semana con una duración de 10 minutos. El procedimiento consiste en asistir a las aulas y oficinas durante los días martes, jueves y viernes en una amplia franja horaria, a fin de conseguir la participación de la mayor parte de la comunidad a la cual está dirigida.  

La pausa activa incluye una rutina de ejercicios de estiramientos de diferentes grupos musculares y movilidad articular. Se realiza en un breve espacio de tiempo en la jornada para activar la respiración, la circulación sanguínea, la energía corporal y prevenir lesiones denominadas micro-traumáticas (aquellas que aunque no se realicen esfuerzos importantes, la repetición reiterada del estímulo genera inflamación y dolor), ejemplos habituales pueden ser las tendinitis de los músculos que mueven la mano y el puño en personas que están mucho tiempo escribiendo. La rutina implementada se orienta principalmente a la realización de ejercicios preventivos de lesiones osteomusculares y de fortalecimiento muscular, adecuados para el requerimiento de los participantes. Se trabajan las extremidades superiores e inferiores, la extensión, movilidad articular y estiramiento, entre otros. Además, se realizan actividades de corrección de malas posturas, de control de estrés y relajación.

De este modo, con la implementación de las Pausas Activas se pretende amenizar las largas horas de estudio y de trabajo de la comunidad, potenciando el cuidado de la salud mediante ejercicios y estiramientos que les permitan tener un breve descanso, y en éste, recuperar la energía que se ha perdido, disminuir la fatiga y retomar el nivel de atención con el cual se comienza el día y que por la misma vorágine se va perdiendo, logrando, así, mejorar el rendimiento.