El Inglés en la FCAI

El proceso de enseñanza – aprendizaje en la lengua extranjera "Inglés en la FCAI" ha recorrido un largo camino y sigue siendo protagonista de grandes logros y desafíos. Este año en particular, alumnos de nuestra institución han logrado cumplir las expectativas propuestas al lograr un nivel B2, según el criterio internacional para lenguas extranjeras.

07 de diciembre de 2018, 10:32. Fuente: Celina Martinez, Verónica Cabañas y Daniela Farré.

El Inglés en la FCAI

Ampliar imagen


Haciendo un poco de historia, hasta el año 2005, los cursos de inglés que se dictaban eran los cursos de Inglés Técnico 1 y 2 a cargo de las profesoras  Mg.Celina Martinez y Odina Rojas. En el Curso Inglés 1 el objetivo general es emplear y adquirir técnicas de traducción, mientras que en el Curso 2 se pretende iniciar el trabajo en la competencia comunicativa oral y escrita.

En el año 2005, y con la incorporación de la docente  Mg.Verónica Cabañas, se sumó el curso Inglés 3 de carácter anual con objetivos tales como profundizar en el desarrollo de competencias comunicativas enfocadas hacia la entrevista laboral en inglés.

El año 2013 vino cargado de más responsabilidades para  el área de idioma extranjero, al sumarse al trayecto el curso de Inglés 4, cuyos objetivos generales son atender más a la especificidad desde el idioma extranjero. De este modo el trayecto de la lengua extranjera se hizo más continuo y extensivo en el tiempo al contar con clases todos los semestres. Estas modificaciones necesarias permitieron que los alumnos se sientan más acompañados en su proceso y que se atienda a la diversidad y heterogeneidad de niveles.

En el año 2015 seguimos apostando al inglés mediante el convenio con el Rectorado, más específicamente con la Secretaría de Políticas Lingüísticas de la Facultad de Filosofía y Letras con el programa Inglés para la UNCUYO, al sumar un Inglés 5 que apunta a un nivel B2 (según el Marco Común Europeo de Referencia para  las Lenguas ) y por consiguiente, a un aval internacional. La docente Daniela Farré encaró este desafío comenzando con un nivel B1 + y logrando el cometido de un B2 en los años 2017 y 2018. Este curso tiene en cuenta tres ejes fundamentales: la internacionalización, la posibilidad de acceso a la sociedad del conocimiento y el plurilingualismo, este último entendido en un sentido que apunta a la interculturalidad.

Con el trayecto que realizan nuestros estudiantes por todos los cursos de Inglés se pretende terminar el camino certificando de manera oficial el nivel de los alumnos. Según recoge el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, las personas con un nivel de inglés B2 son aquellas que pueden entender, sin dificultad alguna, las ideas principales de textos complejos (tanto si tratan temas concretos/específicos como si son más abstractos), así como de carácter técnico siempre y cuando estén dentro de su campo de especialización, en el caso particular de nuestros estudiantes,  sumando la especificidad, los propósitos académicos y la internacionalización del estudiante y graduado.

En cuanto a la conversación se refiere, la persona que tenga acreditado un nivel B2 debe poder relacionarse con hablantes nativos con un grado lo suficientemente alto de fluidez y naturalidad. Por último, si nos centramos en la parte escrita, estos deberán poder producir textos claros y detallados sobre temas muy diversos, así como defender, con sus pros y sus contras, cualquier punto de vista sobre temas generales.

Todo ello unificado hace que hoy en día las principales universidades del extranjero requieran el nivel B2 de inglés como el nivel mínimo indispensable para poder acceder a sus grados o postgrados. Igualmente, y a la hora de enfrentarse al mercado laboral, le permitirá al egresado postularse a empleos en las grandes multinacionales.

Este año, 10 alumnos de la FCAI lograron obtener excelentes resultados en sus exámenes finales y así lograr el nivel B2, que les abrirá las puertas a un competitivo mercado laboral y a lograr las habilidades necesarias para acceder a becas en el extranjero.

 

Fuente: Celina Martinez, Verónica Cabañas y Daniela Farré